Llegar es difícil, pero una vez estás en San Francisco todo es muchísimo más fácil. Aquí os dejo algunos tips que me han venido genial para preparar mi viaje.